Viagra es una pastilla cuyo ingrediente activo es el sildenafilo. Éste aumenta el riego sanguíneo en determinadas partes del cuerpo y ayuda a relajar los músculos. Viagra es usada para tratar la disfunción eréctil (también llamada impotencia) haciendo que la sangre fluya mejor y más rápidamente hacia el pene cuando se produce la excitación sexual.

Viagra debe tomarse solamente cuando se necesite. Esto suele ser normalmente entre 1 hora y 30 minutos antes de que comience la actividad sexual, aunque se puede tomar Viagra en cualquier momento dentro de las 4 horas previas a la actividad sexual. Viagra puede ayudarle a mantener una erección siempre y cuando se produzca estimulación sexual. La erección no se producirá simplemente por tomar la pastilla. La dosis necesaria es diferente dependiendo del tipo de paciente. Para la mayoría de hombres la dosis recomendada es 50 mg, aunque dependiendo del efecto deseado, la dosis puede reducirse hasta los 25 mg o incluso aumentarse hasta los 100 mg. Para obtener mejores resultados y una efectividad más rápida debe tomar Viagra preferiblemente con el estómago vacío. Tome Viagra siempre con un vaso de agua y nunca debe ingerirse más de una pastilla al día. Debe evitarse, además, la ingesta de pomelo o de alguno de sus derivados mientras dure el tratamiento con Viagra ya que puede aumentar las posibilidades de que aparezcan efectos secundarios.

¿Cuáles son los efectos secundarios?

No dude en contactar con su médico si siente un fuerte dolor al tener relaciones sexuales o si la erección se prolonga durante más de 4 horas, ya que esto puede dañar el pene. Durante la actividad sexual, si tiene nauseas, dolores, padece indigestión, sufre pérdida de visión o siente un cosquilleo en su cuello, pecho, brazos, o mandíbula, deje inmediatamente de tomar Viagra y consulte rápidamente a su médico. No debe usar Viagra si ya está tomando algún remedio contra el dolor de pecho o para problemas cardíacos. Tampoco debe usar Viagra si toma algún medicamento que contenga nitrato ya que puede causar un descenso en la presión sanguínea.